El Paso: Mueren protegiendo de tiroteo a su bebé de dos meses

El pasado 3 de agosto un tiroteo arrebató la vida de 21 personas en una tienda de autoservicio en El Paso, Texas en Estados Unidos, luego de que un joven de apenas 21 años abriera fuego aparentemente con motivaciones supremacistas y xenofóbicas.

Poco más de 12 horas después, el domingo 4 de agosto un segundo atentado fue registrado en Ohio cuando otro tirador mató a al menos 10 personas en un bar antes de ser abatido por la Policía local.

El número de víctimas mortales ha conmocionado a todo el país y el resto del mundo, pero como siempre sucede en estos casos, esas cifras comienzan a tener rostro e historia, como la de Jordan y Andre Anchondo, una pareja de 25 y 24 años de edad respectivamente que recién habían celebrado su primer aniversario de casados.

Ambos murieron en el tiroteo, pero las primeras indagaciones han encontrado que además de víctimas fueron héroes pues protegieron con sus cuerpos a su bebé de dos meses. De acuerdo con la información difundida hasta el momento, los Anchondo tenían dos hijas más, y habían acudido al lugar a surtir la lista de útiles escolares de la mayor, que ese día tendría una fiesta para celebrar su sexto cumpleaños.

Cuando el ataque comenzó, Jordan llevaba al recién nacido en brazos y se lanzó al suelo para servirle como escudo humano; acto seguido, Andre hizo lo mismo tratando de cubrir tanto a su esposa como a su hijo, desafortunadamente ella ya estaba herida.

Los dos adultos perdieron la vida y bajo ellos quedó el menor que sufrió fracturas en los dedos a causa de la caída, pero su estado de salud fue reportado como estable y fuera de peligro.

Benjamin Thompson@benjaminjamess_

My heart is so fucking torn right now. Jordan gave her life protecting her child. I hope you are resting easy in knowing you saved your baby boy.
I am praying you are in recovery, Andre. My heart goes out to you. All of El Paso is here for you and those beautiful babies.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
669 personas están hablando de esto

Jordan y Andre tenían mucho por delante

Según expuso Tito Anchondo, el hermano de Andre a The Washington Post, la pareja había celebrado su primer aniversario unos días atrás y justo cuidaban tanto del bebé como de las dos hijas (1 y 6 años) que Jordan tuvo antes de conocer a su esposo.

Tras conocer a Jordan y casarse con ella, Andre dejó de trabajar para el negocio de su familia y comenzó el suyo dentro de la industria de la construcción, todo iba bien para la pareja que nunca imaginó que no volverían a casa para ver a sus hijas.

Por ahora, Tito Anchondo está pidiendo ayuda a través de GoFundMe a la gente para recaudar fondos que ayuden a la crianza del bebé y las dos niñas.