Madre es obligada a dar a luz a su bebé en el suelo de un hospital.

Dar vida a otro ser es una experiencia maravillosa, única e incomparable, misma que muchas mujeres han tenido la fortuna de vivir pero definitivamente quizás no haya nada igual como el alumbramiento de Jes, ahora las fotografías se esparcen como pólvora en las redes impactando a todo mundo.

Jes Hogan es madre de seis hijos y recientemente compartió la historia de su parto con distintas fotografías, mismas que fueron tomadas por la fotógrafa Tammy Karin.

La madre comenta que su hijo Max ya se estaba tardando bastante en salir y aunque tenía contracciones, el pequeño no quería conocer el mundo exterior aún. Y cuando menos lo esperaban, el pequeño decidió que period momento de conocer a sus padres, mismos que entraron en pánico y se aterrorizaron al pensar que no lograrían llegar al hospital pues las contracciones eran cada vez más fuertes. Por un momento llegaron a pensar que nacería en casa pero Travis, esposo de Jes, se apresuró lo más que pudo y en poco tiempo ya estaban en el hospital, en el camino habían dado aviso a la fotógrafa Tammy pues querían documentar al alumbramiento.

¨Apenas me bajé del coche comencé a gritar que el bebé ya estaba saliendo, así que Travis actuó con rapidez hasta lograr llevarme a emergencias¨, comenta Jes.

¨Tammy llegó casi al mismo tiempo que nosotros lista para documentar el parto, sin embargo, para nuestra mala suerte no había nadie que pudiera atenderme. Aquí está, comenté cuando sentí la cabeza del bebé presionar mi cuerpo, me quité de inmediato los pantalones y me agaché para sentir su cabeza con mi mano. Luego le pedí a mi esposo casi a manera de orden que lo tomara y él sin dudar lo hizo, luego pude sentir como mi cuerpo de manera pure expulsó el resto de su cabeza¨, contó Jes.

Jes comenta que todo ocurrió tan rápido en el pasillo de emergencias que ni siquiera notó que la fotógrafo sacaba foto tras foto entre las enfermeras que la atendían.

Estas imágenes han dado la vuelta al mundo, muestran lo maravilloso de un alumbramiento, las enfermeras haciendo su trabajo, una madre que desea tener ya a su hijo en sus brazos y a un pequeño que por fortuna ha nacido sano.

¨Ha sido un parto de locos pero también perfecto, esto no ha sido nada de lo que planee pero ha sido mucho mejor, nada de medicamentos ni doctores pero por fortuna un niño sano. Las personas nos han apoyado de manera increíble, esto ha sido maravilloso y se queda en mis recuerdos para siempre¨, comentó la orgullosa madre.

ADVERTENCIA: Las imágenes pueden llegar a considerarse muy fuertes y por seguridad cubrimos las imágenes, solo hay que darle clic en los anuncios para desplegar las fotografías. si no ocurre al last de este favor de actualizar su navegador de Web.

A continuación, te mostramos las fotografías de las que todo mundo está hablando, un alumbramiento fuera de lo común y por fortuna todo ha salido de maravilla:

Aquí está, comenté cuando sentí la cabeza del bebé presionar mi cuerpo, me quité de inmediato los pantalones y me agaché para sentir su cabeza con mi mano.

Enfermeras de Kansas se dirigen a auxiliar a Jes.

¨Pude sentir como mi cuerpo de manera pure expulsó el resto de su cabeza¨, comentó Jes.

¨En un momento todo pareció confuso, ni siquiera me percaté de que me estaban auxiliando, sólo podía pensar en empujar una vez más.¨

¨Con mucho cuidado la enfermera quitó del cuello de mi bebé el cordón umbilical cuando su cabeza salió por completo¨, expresó Jes.

Enfermera pidiendo más apoyo para atender a ambos.

Por fin Jes pudo tener en sus brazos a su pequeño Max.

Por fortuna la fotógrafa logró captar cada momento de este alumbramiento.

¨Nuestro Max lloró sólo un poco pero luego se quedó calmado recostado en mi pecho¨.

¨Ha sido un parto de locos pero también perfecto¨.

¨Esto no ha sido nada de lo que planee pero ha sido mucho mejor, nada de medicamentos ni doctores pero por fortuna un niño sano¨.

¨Max pesó 2.9 kilos y midió 50 centímetros; nuestro único varoncito, nuestro último bebé¨.

Las niñas estaban muy felices por la llegada de su hermanito.

Una familia feliz y unida.

Por fortuna las cosas salieron bien para Jes y su bebé, es hermoso ver a toda la familia reunida ¿no crees? Les deseamos mucha dicha y felicidad.

¿Qué opinas acerca de estas impactantes imágenes? Difunde con los demás si consideras que Jes ha sido una madre muy valiente.